COLUMBUS, Ohio -- Con anotación de Celso Borges, el seleccionado de Costa Rica se impuso 1-0 sobre su similar de Jamaica en el marco de la fase de grupos de la Copa Oro 2009, con lo cual mantiene la esperanza de clasificar a la siguiente ronda en representación del Grupo A.

El partido que se realizó en el Columbus Crew Stadium, sede del club de igual nombre en la Major League Soccer, y presentó a una selección tica con variantes importantes con respecto al juego librado el pasado 3 de julio, cuando salió derrotado ante El Salvador por marcador de 2-1.

Los primeros minutos del partido fueron parejos, con insinuaciones más claras de los costarricenses, pero igual los jamaiquinos mostraron sus armas, comandados por el atacante Omar Cummings, estrella de los Colorado Rapids en la MLS, quien fue un peligro constante para el arco defendido por Ricardo González.

Al minuto 19, Álvaro Saborio tuvo en sus botines la más clara oportunidad de abrir el marcador, pero con el infortunio que su remate se estrelló en el palo.

Diez minutos después, Jamaica tuvo la oportunidad de convertir a través de Cummings pero el palo derecho se convirtió en el obstáculo.

Cuando los isleños se mostraban con mejor ritmo de juego y llegadas claras, sufrieron una ostensible baja, cuando el jugador Rodolph Austin (35') recibió su segunda tarjeta amarilla, lo cual obligó su expulsión del terreno de juego.

Con 10 hombres, el equipo caribeño mermó en su accionar, lo cual fue aprovechado por los costarricenses, quienes apretaron y adelantaron líneas.

En la complementaria, Costa Rica lo intentó más, pero el orden defensivo y el exceso de roce y choque de los jamaiquinos dio frutos para mantener el empate, hasta que al minuto 63, en una descolgada por el costado derecho por parte de Pablo Herrera, llegó la anotación de la victoria.

Herrera llegó al fondo y centró un balón que tomó desprevenida a la zaga jamaiquina, para que de manera solitaria ingresara Celso Borges, quien con su pierna izquierda empujó el balón al fondo de la red para el gol de la victoria.

Con los tres puntos, el combinado tico aumentó sus posibilidades de pasar a la siguiente fase, con lo cual se ve obligado a conseguir una victoria ante su próximo contrincante, el seleccionado de Canadá.